Mi romance con el viaje (1/2)

 

Aldara viajera

viajar para brillarMi primera vez tenía 5 años.

Mi tío trabajaba en San Francisco y ese verano lo pasamos acampados en su pequeño “flat”.

Fue una gran acampada. No recuerdo mucho más de mis 5 primeros años, pero ese viaje está lleno de anécdotas y recuerdos impactantes.

Como por ejemplo, aquellos obesos 4×4 que necesitan 2 asientos cuando compran un billete. Por aquel entonces no existía de eso en España, y por desgracia para mi familia, yo me dedicaba a intentar capturarlos dentro de nuestras fotos de grupo.

Recuerdo una vez que me querían hacer cruzar a patas el Golden Gate… ¡Mis patitas eran mucho más pequeñas! No se muy bien de donde vino la inspiración, pero decidí que yo me iba en autostop.

haciendo autostop!

Mi prematura defensa del Blablacar.

 

Viajar tan pequeña es una bendición. Estas increíblemente receptiva a aprender cosas nuevas. Te deja claro que hay mil maneras de vivir y, que si la tuya no te gusta, no tienes más que cambiarla.

Tuve mucha suerte, mis padres sabían ya de las bondades del viaje y daban poco por imposible. Como por ejemplo romper moldes llevando a su hija vestida de tirolesa por los Ángeles.

 

romance viaje
¡Cierren la boca fashion victims de Los Ángeles!

Un día, incluso bajamos hasta México. Una realidad bastante diferente la de la zona anexa a “la Valla”, pero a mí, en aquel momento, me pareció un continuo sin barreras. La tierra no conoce de fronteras.

 

Al volver ya sabía que la huella sería imborrable. Estaba perdidamente enamorada.

 

Ya nunca dejaría de pensar en mi próximo viaje.

viajar para brillarLlegó el momento de elegir “qué ser en la vida”. Con 18 años es una pregunta que nos viene muy grande.

De familia y vocación educadora, descarté los estudios de maestría por considerarlos un sendero demasiado angosto.

Me decante por turismo, con el oscuro anhelo de que me obligase a estar siempre con mi amante.

Deseaba estar atada a conocer muchas culturas y gentes diferentes.

Sin embargo la “industria de las sonrisas” tiene muchas caras. Algunas no tan bellas: masificación, degradación de recursos, perdida de identidad cultural, expatriación de beneficios…

Pero si se aplican sus 3 pilares de sustentabilidad (medioambiental, económico y social) es, en mi opinión, el mejor de los sectores.

Consigue poner en valor la cultura y los recursos naturales de una comunidad, conservándolos a la vez que proporciona un medio de vida a los locales. No en vano la UNESCO la considera un fértil campo para la educación, la tolerancia y la creatividad.

Para mi, el turismo consiste en tener “en tu mano” una persona durante un tiempo e intentar que se convierta en el mejor de su vida.

Mi familia no quería que estudiase solo turismo. Quizás no estaría “suficientemente preparada” para la sociedad. El Miedo que nos inculcan a todos…

A  veces hay que pasar por el aro, aunque solo sea para demostrar que si no lo haces no es porque no puedes sino porque no quieres. Así que accedí a combinarlo con administración de empresas. Especialmente porque la universidad que lo ofertaba me permitía pasarme 2 años en el extranjero.

Y así, el viaje y yo, nos hicimos pareja de hecho.

viajar para brillarEl primer destino fue México. Que digo Mexico… ¡El paraíso! Me pasé 365 días en Cancún y Riviera Maya, y sólo porque el visado no me permitía más.

Me marcó profundamente, tanto que me considero un año mexicana.

Chichen Itzá

Cuando aún se podía admirar el océano de jungla desde la pirámide de Chichen Itzá.

 Cuando llegué, no entendía ni papa.

Tuve que escribir mi primer diccionario. “Háblame en inglés” – he llegado a pedirles a estos piiinches mexicanos que no hacen más que bromear con todo. ¡Incluído por supuesto el lenguaje! ;)

Chamaqueando no más… pero dime tu, ¿Qué contestas a un “Orale wey, pinche teporocho, echamos unas chelas”?

¡Y el chile! Hasta en la sopa (literalmente…). En las palomitas del cine, por encima de la pizza, espolvoreado sobre la fruta, en los dulces para niños…

Chamacos de 3 años se morían de risa cuando me veían hipar y lloriquear intentando acabarme uno de sus caramelos.

 

 Cuando volví, me traje dulces con chile para sobrevivir un año.

Escuchaba rolas que nadie conocida y mis amigos se quejaban de que, cuando hablaba, más bien parecía que me estaban doblando unos latinoamericanos.

viajar para brillarEl segundo año fue uno de esos grandiosos Erasmus, de los que me atrevo a defender como el mejor aporte del paso por la universidad.

El Erasmus te da la experiencia de crear una comunidad internacional de apoyo y aprendizaje, de descubrimientos y sentimientos.

Aterricé en la pequeña Zwolle en Holanda.

Nunca me han gustado las grandes ciudades, es más difícil conocerlas y tratarlas como a un amigo cercano.

Viviamos en un 8º piso en el único edificio de una ciudad de casitas e dos. Todas las puertas estaban abiertas y como cajas de bombones, todas llenas de sorpresas.

Holanda- Zwolle

Puesto de España en la presentación de países.

Desde lo alto de nuestro balcón teníamos la impresión de vivir en las nubes, muy muy lejos de la sociedad impuesta.

De los holandeses también aprendí mucho. Son gente muy civilizada y con sentido común. Entienden que las reglas están para ayudar a las personas y no se les caen los anillos rompiéndolas en caso de que no sea así.

Pero sobre todo recuerdo la sensación extraña de no saber ya como se camina… ! Viviamos en bicicleta¡. Saliamos del edificio montados en ella y aparcabamos ¡en la pinche puerta! Eso si lo echo de menos… ¡Qué limpio, sencillo y saludable era vivir todos en bicicleta!

 Continuará….
 
IMPORTANTE!

Esta descripción de aventurera está basada en hechos reales y ha sido creada con mucha ilusión para el concurso de aventureros Destino Sudamérica de LAN y TAM.

                                   Destino sudamerica logo                                   lam tam aerolineas

probando-lgrima-transSi te ha gustado, por favor dame tu voto dándole a me gusta aquí y ¡ayúdame a cumplir mi sueño! ^_^

¡Si gano podré compartir contigo todos los rincones mágicos que vaya descubriendo en Sudamérica!

¡MUCHAS GRACIAS! Significa mucho para mí :)

 

The following two tabs change content below.

Aldara

Profesional del turismo y la educación con experiencia en diveras organizaciones en países como México, Tailandia, Holanda, Uruguay y Emiratos Árabes Unidos entre otros. Si quieres saber más sobre los proyectos en los que estoy implicada actualmente, o necesitas colaboración experta en el ámbito del viaje y el desarrollo personal, estaré encantada de recibir tu email en info@viajarparabrillar.com
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>