Mi romance con el viaje (2/2)

viajar para brillarAcabar la universidad no solo no detuvo la aventura, sino que derrumbó muchos límites.

Cuando esto pasa, sueles sentirte un poco perdida y agobiada.

Pero, poco a poco, que te das cuenta de que tienes alas, y entonces comienzas a volar.

Al fin le di el “si, quiero” al viaje. Así acabé inmersa en proyectos apasionantes en diversos países como Uruguay, EAU o Tailandia. Con personas y organismos que me enseñaron mucho, como la oficina ICEX de Dubai o la Organización Mundial del Turismo.

viajar para brillarNo siempre ha sido fácil, ni el camino se veía con claridad. Pero ahora puedo asegurarte con firmeza que Steve Jobs tenía razón… No te preocupes demasiado. Los puntos se van uniendo.

Ha habido “fracasos”, que no son más que ensayos necesarios para cualquier éxito.

Como cuando hace un año intenté poner en marcha una empresa en España. Complicada situación para los emprendedores la actual…

Lo bueno es que tengo muy claro que:

No importa cuan bajo caigas, solo importa cuanto tiempo tardes en levantarte de nuevo.

En los momentos duros como ese, toda relación sufre.

Entonces, intenté afinar mi odio. Darle espacio a la vocecita interior que siempre nos habla, a menudo demasiado bajo, y que con tantas preocupaciones y ruido mental no esuchamos.

 Me dijo que cogiera mi mochila y me fugase a la aventura al Sudeste Asiático.

 

Desde hacia tiempo tenia la idea de crear algo que uniese mis dos pasiones: los viajes y la educación, y pensaba que quizás fuese más fácil en un país menos cuadriculado.

viajar para brillarIntentado seguir cualquier señal que me mostrase el camino llegue a la mágica isla de Koh Pangan en Tailandia.

Y ahí, como esperando a que me decidiera a aparecer, estaba un Centro de Cultura Tailandesa para viajeros.

Un sitio alegre y lleno de posibilidades donde enseña sus practicas ancestrales de masaje, cocina, idioma, baile,muay thai…

Siguiendo más el corazón que la cabeza, me planté en la puerta y les dije a las fundadoras, dos hermanas thai, que yo era de ahi. Que estaban realizando mi sueño y yo queria formar parte de ese bello proyecto.

Me costó su tiempo y un arroz con leche que me salio de muerte… Pero al final, creo que nadie puede resistirse ante un sueño sincero. Al poco era como la tercera hermana, como si fuera mi propio negocio. Todo un privilegio colaborar con C&M, un centro maravillo al que desde aqui os invito.

Koh phangan tenía algo más en la manga para mi. Suele pasar que cuando decides dar un salto y abrirte por completo, la vida no solo te da lo que pides sino que supera todas tus expectativas.

La población donde esta C&M, Sri Thanu, esta compuesta por una comunidad de personas de todo el mundo que residen o la visitan en busca de una evolución física, psíquica y espiritual. Diversas prácticas alternativas (yoga, reiki, tantra, alimentación viva, biodanza…) me estan abriendo a un mundo nuevo. Una nueva realidad mucho más plena; de mayor autodesarrollo, armonía, paz y felicidad.

Koh Phangan es un destino ideal para realizar una transformación y comenzar a crear la vida que siempre soñaste. Y lo mejor de todo, es que hay más destinos así en el mundo, y cada vez más se van creando.

Y esto me lleva al presente. A mis ansias de compartir contigo estos destinos y aprendizajes. De extender su voz y colaborar a crearlos. Me lleva a Viajar para Brillar.

Mi romance con el viaje mantiene muy viva su llama.